Abanico de chayotextle con corona de camarones, detalle de mermelada de mora y notas de chipotle

Para dar gusto a paladares exigentes, este platillo aprovecha la riqueza y generosidad de los recursos naturales del Estado de Veracruz logrando una combinación única y original. Por una parte, el chayotextle, tradición de la región de Orizaba, da ese sabor a tierra y por otro lado se encuentra la riqueza del Golfo de México con la frescura del mar en una corona de camarón complementando un gusto único. El detalle de la salsa de mora, elemento de las altas montañas de Zongolica para complementar y mostrar la riqueza del Estado de Veracruz, un toque de chipotle brinda al platillo un gusto único