Tamal de calabaza con camarón.

Del náhuatl tamalli, que significa envuelto; existen tamales en toda Latinoamérica, pero en México es donde existe más variedad, incluso se comenta que los españoles después de la Conquista apreciaban estas preparaciones, que con el paso del tiempo fueron adaptándose a las diferentes regiones en México. En Veracruz como en otras entidades tenemos diversas celebraciones y la más característica es la festividad del Xantolo, una de las más importantes en la huasteca veracruzana, como capital de la celebración se nombra a Tantotuya por esta hermosa fiesta llena de sones huastecos con una danza entre hombres y mujeres que motiva a tener esa alegría para recibir a los fieles difuntos. Precisamente este platillo se inspira en elementos de la temporada, el protagonista es la calabaza que resalta en todas sus variedades, puesto que, se cultivan en nuestra región con diferentes texturas y sabores. Creamos la combinación perfecta para comprobar lo ricas que son en un mismo plato lleno de armonía. En Tuxpan un dato importante es que una de las variedades de los tamales más representativos son rellenos de camarón seco una de nuestras delicias del mar, se acompaña con aceitunas, alcaparras, jitomate y cebolla, aportando también un sabor característico con los xonacates o también conocido como cebollas de monte, compaginamos el sabor agregando semilla de pipián. La mezcla de todos estos elementos provoca una explosión de sabor inigualable que inmediatamente te trasladara a la región veracruzana. Y, por último, pero no menos importante agregamos a nuestro tamal, calabaza criolla, calabaza de pipián tierna, como base un puré elaborado con calabaza de castilla y en el montaje con una flor de calabaza.