PROMOVIENDO EL ASTROTURISMO EN SAN MIGUEL PILANCÓN COMO UN PRODUCTO TURÍSTICO INNOVADOR EN MÉXICO. San Miguel Pilancón es una comunidad rural recién integrada a la actividad turística, ideal para el turismo rural y de naturaleza. Se encuentra en auge debido a sus atractivas características geográficas dentro de la región de las Altas montañas al estar bien ubicada en las faldas del volcán Pico de Orizaba, lo cual le otorga una de las mejores vistas de la zona y cielo nocturno de México, ideal para la práctica del astroturismo. El turismo astronómico es una práctica innovadora y poco promocionada en la región de las Altas montañas, esta práctica surge del interés por la observación de los cuerpos celestes, de entender nuestro lugar en el universo y la atracción por experimentar una actividad poco convencional en un ambiente alejado de escenarios urbanos, formando parte de una actividad sostenible. Actualmente, nuestra postura global en relación con el cambio climático y la situación turística que atraviesa México a causa de la pandemia, requieren replantear la forma de gestionar prácticas que permitan a los turistas realizar actividades que generen un impacto local positivo. Los destinos ecoturísticos de alta montaña reúnen las características necesarias para cumplir con criterios de naturaleza o sostenibilidad que buscan los viajeros, tal es el caso de Villas Puerta del Cielo en San Miguel Pilancón, el espacio de estudio en este proyecto. Se hizo énfasis en la importancia de la ciencia, cultura y patrimonio natural para un correcto desarrollo turístico y se tuvo como fin poner en valor el cielo nocturno a la comunidad como motor de desarrollo, para potenciar el interés turístico en la región de las Altas montañas y, diversificar la oferta ecoturística, a través de un proyecto piloto de sensibilización y divulgación de saberes básicos astronómicos con un grupo de 11 niños y 7 niñas de la comunidad de San Miguel Pilancón con edades que oscilan entre los 7 y los 14 años, nuestro propósito fue fomentar el conocimiento de los valores astronómicos y difundir conceptos científicos mediante el uso de recursos multimedia y actividades didácticas en el “Taller de astronomía básica” para describirlos de forma sencilla y accesible, cumpliendo entonces con una de las recomendaciones establecidas en el Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico. Lugares Sagrados, efectuado en Gran Canaria en el año 2018, donde México fue uno de los dieciocho países participantes.Para la realización del proyecto, se hizo uso de la metodología cualitativa de investigación - acción, con el propósito de aportar una mejora social a los conocimientos científicos del grupo de enseñanza, realizando un estudio conciso de sus saberes astronómicos mediante pláticas que fueron registradas en bitácoras y estas a su vez sirvieron de retroalimentación en cada sesión, en el que se refleja el interés y conocimiento que tienen con respecto a la observación del cielo, posteriormente se gestionó una visita al Planetario de Orizaba con apoyo del H. Ayuntamiento de Orizaba, para reforzar los saberes, fomentar el turismo y complementar la experiencia; finalmente se culminó con un taller extra de “Acuarela Astronómica”, una entrega de reconocimientos por su participación y, la “Noche de observación astronómica en Villas Puerta del Cielo” dirigido a la población infantil y turistas en general. Se realizó todo un plan de acción para dar difusión con apoyo de periódicos locales y ayudar a su formación como personas, a su trabajo colaborativo, a su deseo de adquirir conocimientos, desarrollar su capacidad de observación, interesarse en la ciencia y confiar en sus recursos personales. La intención fue introducir el deseo permanente de cuestionar la realidad, buscar respuestas y generar cambios en su comunidad. El proyecto se ejerció a cargo de la estudiante de Administración turística de la Universidad Veracruzana, Abigail Rosas Gómez; con apoyo del M.C. Erik Reyes Reyes, agentes turísticos de Villas Puerta del Cielo, astro aficionados de la región, además de educadores y voluntarios que participaron activamente con el proyecto, sumando esfuerzos sin fines lucrativos.
Abigail Rosas Gómez